Visitas!!

Mis seguidores ;)

Buscar este blog

Cargando...

martes, 5 de febrero de 2013

Capítulo 27

Hola de nuevoo! ^^

Aquí os dejo el capítulo 27, siento si he tardado, es que me he entretenido por el tuenti y el twitter xD Espero que os guste! :3





Capítulo 27: El trato

Zeus abre los ojos como platos y los murmullos empiezan. De nuevo. Esto de los murmullos me está hartando bastante. Ya comprendo al dios. Hermes mira a Zeus sin saber quéhacer y éste hace un gesto con la mano para que se siente de nuevo.
-Habla-me manda.
-Cree que yo soy la ladrona...-empiezo y mal: las palabras se me atropellan en la garganta y creo que no ha oído bien lo que he dicho.
-No lo creo, es que lo eres-me dice. S
Se ha enterado bien.

 
-En fin, si yo fuese la ladrona, sabría dónde están el resto de los objetos, ¿cierto?
-Por supuesto-dice el dios afirmando con la cabeza directamente.
-Pues, propongo un trato-digo y el dios se echa hacia delante curioso y esperando a que lo diga. Además, ha levantado una ceja, intrigado.-Si le traigo todos los objetos robados en una fecha límite y le traigo al verdadero ladrón, confiará de nuevo en mí y aceptará que yo no fui la ladrona-digo. Ese es el trato que se me ha venido a la cabeza. Si hubiese estado  pensando en el trato, Zeus sospecharía.-Y con ayuda. No puedo hacerlo todo yo sola.
Éste lo piensa unos minutos mientras pequeños murmullos siguen entre los dioses. Atenea no quita la mirada de mí.
-De acuerdo...-dice no muy seguro, pero tiene un tono de voz decidido.-¿Fecha límite?
-La que quiera-digo encogiéndome de hombros.
Zeus se lo piensa de nuevo, y Hera le dice que no se pase con la fecha.
-Seis días y al día número siete, te quiero aquí. Seis días exactos. Ni minuto más ni minuto menos.
-¿Ayuda?
-Esos dos descencientes-dice señalando con dos dedos a Nina y Jerome.
-De acuerdo, trato hecho-digo con una sonrisa.

Zeus da por finalizado el juicio y los otros dioses desaparecieron de la sala. Hermes volvió al mostrado y Nina, Jerme y yo nos quedamos allí en nuestro lugar, en silencio, sin hablar. No sé por qué Zeus no confía en mí, en una descendiente de él. Bah, da igual. Lo importante es que he hecho un trato con él, un trato con los dioses y no puedo permitirme gastar el tiempo sin hacer nada, paralizada. Me giro hacia mis dos compañeros, que tienen la vista clavada en el suelo. Miro hacia la salida de la amplia sala y observo cómo dos siluetas se acercan hacia nosotros. Dos mujeres que al acercarse lo suficiente, ya sé quiénes son.
-Has sido muy valiente por tu parte la manera en la que te has enfrentado a Zeus-comenta Artemisa.-Y gracias por traerme el arco, es un objeto muy importante para mí.
-Por favor, no las déis-comento restando importancia, aunque esas palabras venidas de una diosa, muestran que es noble.-Artemisa, no soy la ladrona-le digo para que lo sepa.
-Lo sabemos, se lo he dicho-comenta Atenea.-Sobre todo yo, que fui la que te ayudé. Zeus confía en ti, pero se asustó y preocupó mucho por su dignidad ante el resto de los dioses ya que necesitaba a alguien que se ocupase de encontrar los objetos. Los dioses se quejaron cuando desaparecieron. Pero porque haga eso contigo, no significa que confíe en ti un cien por ciento. Envié a Pegase para que te ayudase y te protegiese-comenta con un suspiro.
-Gracias.
-Ahora deberás de encontrar los objetos. Son pocos, pero peligrosos y muy valiosos-interfiere Artemisa.
-Te queremos ayudar. Te vamos a dar este mapa en el que se muestran los lugares donde todos los objetos han hecho una señal de localización-explica Atenea.
-Yo te ayudo prestándote el arco y un carcaj-comenta Artemisa.-Te hemos estado observando y eres bastante buena disparando, además, has hecho una gran combinación usando tus rayos y el arco. Posiblemente, en el recorrido, haya más de un peligro. Incluso si el ladrón ha sido listo, habrá puesto algún tipo de guardía en la zona donde hay una pertenencia nuestra.
-Exacto-interrumpe Atenea.-Hemos recibido una señal fuerte de algo malgino. Un espíritu maligno, por así decirlo.
Frunzo el ceño, hablan tan rápido que deben de tener prisas, y no me da tiempo a meditar.
-¿Espíritu maligno?-pregunto, porque es lo único que se me ocurre. Además, quiero más información sobre ello.
-Un ejemplo fácil: Medusa. ¿Te suena esa mujer de pelo de serpiente que si le mira a los ojos quedas petrificado?-pone como ejemplo la diosa Artemisa.
-Ah... Sí. 
Las dos se quedan calladas y meditando.
-Mmm... Otro caso, son las arpías-comenta Atenea.-El caso es que el verdadero ladrón ha contactado con algunos de ellos o debe de haber hecho algún hechizo para traerlos. No sabemos con exactitud cuáles son, pero sí que hay presencia de ellos.
-¿Y si hay heridos?
-Sobre eso... intentad provocad el menor disturbio posible y huid nada más conseguir el objeto.
-Queremos que vuelva viva-finaliza Artemisa entregándome el arco dorado.-Y vosotros también-dice mirando a Jerome y Nina.
-¡Oh! Jerome, Ares te quería dar esto para que ayudes a Annie-dice Atenea entregando a Jerome una espada.
-¿Y yo? ¿y yo?-dice Nina.
-Lo siento, pero Poseidón crees que eres muy fuerte-dice Atenea.
-Jo... pero bien, ja, ja, ja-se ríe Nina. No parece que le moleste lo que le acaba de decir.

Nos quedamos varios segundos en silencio hasta que al final, la diosa Artemisa rompe el silencio despidiéndose.
-Será mejor que os marchéis. El tiempo es oro-dice y Atenea y ella nos dejan paso para que nos marchemos.
Mientras ando con Nina detrás, reparo y observo que ambas diosas han detenido a Jerome y le están diciendo algo, pero no oigo sus palabras. Jerome sólo me mira y asiente de vez en cuando.
-¿Qué le estarán diciendo?-pregunto.
-Mujer, ten en cuenta que Jerome es descendiente de Apolo y es guapísimo, sin que te moleste. Una diosa puede enamorarse de un... descendiente. No te aseguro nada, pero... en fin, quién sabe lo que le estarán diciendo...
Las palabras de Nina me asustan, pero Jerome me relaja cuando sonríe y mira a Artemisa y vuelve con nosotras. Mientras salimos de aquel salón sin mirar hacia atrás Nina no para de preguntarle a Jerome:
-¿Qué te han dicho? ¿Qué te han dicho? ¿Es algo importante? Venga... dímelo...
-Eres un poco plasta, no me han dicho nada importante-dice y le miro sin levantar la cabeza, a la vez que él me mira de reojo y me coge de la mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Music(:

The Hunger Games 32x32 Logo

Comentarios :)

Por favor, cuando leas un capítulo, comenta lo que te ha parecido. Sobre el capítulo o sobre cómo escribo o sobre lo que quieras ;) Puedes comentar en la entrada o en el chat. Además, cuando escribas un comentario no sale para meter el código ese raro que sale x) y lo escribes más rápido, y el comentario será publicado al instante.

Por favor, comentad que os parece!! :)

No al plagio!