Visitas!!

Mis seguidores ;)

Buscar este blog

domingo, 21 de abril de 2013

Capítulo 7

Hola! :)

Sí, dije que ayer iba a subir el capítulo, pero al final no pude, sorry. Sim embargo, aquí os lo dejo. Espero que os guste ^-^



Capítulo 7: Vampiros

Recorro las calles y muchos ciudadanos se me quedan mirando y algunos me saludan. Hay un momento en el que, una reportera salió de detrás de un coche y me empezó a hacer preuntas. No le echo cuenta, no había ganas de empezar a contestarle. La reportera se hartó de que no le hablase y se fue con sus cámaras detrás. Anduve varias calles hasta un punto en el que las calles estaban cada vez más vacías y algunas más oscuras.   
Me dentengo, con dudas de seguir o retroceder y volver al edificio. Tomo aire y opto por seguir hacia delante. Noto como si me mirasen y me quedo quieta. Miro hacia atrás y veo a una silueta sentada de espaldas hacia mí, en el suelo. Me acerco un poco vacilante hasta la persona y veo que es un hombre de unos treinta y pico de años.
 -¿Está bien? ¿Necesita ayuda?-le pregunto, poniéndole una mano en el hombro.
El hombre se pone en pie y gira la cabeza hacia mí, solo la cabeza, el cuerpo se le queda tal cual está. El hombre sonríe de manera macabra y la mandíbula inferior le empieza a temblar hasta que abre la boca y enseña unos colimllos bastante puntiguados. Pega un grito chirriante y me obligo a taparme los oídos.  
-¡Vampiro!-grito y salgo corriendo.
Empiezo a saltar con una gran agilidad (no propia de mí) sobre los coches que están aparcados, pegando enormes pisotazos que en algunos, hago una raja en los cristales y en algunos, saltan las alarmas. Pienso rápido y miro hacia atrás. El vampiro me sigue a una gran velocidad y de un callejón aparecen dos más muy parecidos al primero. Corro de cara hacia los tres vampiros y empiezo a poner trozos de hielo en el suelo, que esquivan fácilmente con un salto. Doy media vuelta y corro aún más. Cat tiene suerte, puede volar. Josh puede correr a la velocidad de la luz y Niall puede ponerse invisible. ¿Yo? ¡Solo hielo! Doy de nuevo media vuelta y hago una pared de hielo transparente. Los tres se detienen y al ver que no pueden saltarla porque es bastante alta, empiezan a golpearla. Sigo corriendo, aún pensando en alguna manera de matarlos.

El sol. ¡Soy estúpida! Corro algunas calles y veo algunos rayos de sol. Miro hacia atrás y veo que no me persiguen. Suspiro aliviada y corro hacia esos rayos de sol. Me detengo, un vampiro ha saltado desde el tejado de una casa y se ha puesto justo delante de mi cara, a muy pocos centímetros. Tan cerca que puedo oír su corazón latir (si es que late, porque sino, no sé lo que es), su aliento (olor a sangre, buaj). Me doy media vuelta, pero me coge del brazo y... ¡mordisco!
Me muerde en el brazo y hago un grito ahogado. Le suelto a la cara algunos tacos no muy graves y me echo sobre él. Se acabó de huir. ¿De verdad me tenía que dar cuenta de este modo de que era un vampiro? Me abalanzo sobre él y le pongo las manos sobre las muñecas y empiezo a bajar su temperatura corporal (truco que he descubierto las últimas horas de ayer). Sé poco sobre vampiros: aunque tengan la sangre fría, tienen una temperatura justa, entonces, si se la subes o si se la bajas, ueden llegar a morir. El vampiro se queda más blanco de lo que está (casi tanto que creo que llega a ser transparente) y después, la 'criatura' deja de respirar y fallece. Sus dos amigos salen huyendo rápidamente y me voy al edificio usando uno de mis poderes para ver qué me pueden hacer con la mordedura. La verdad es que me encuentro algo débil y de repente creo que he cogido algo de fiebre. Reúno fuerzas, y en un santiamén, ya estoy justo delante del edificio de los 4H. Llego como puedo entre los pasillos y me encuentro con energía, pero aún noto algo de fiebre y la cabeza me ha empezado a dar vueltas. Qué mal me encuentro... Llego al fin al salón donde veo algo borroso a mis tres compañeros (si es que los puedo llamar así a partir de ahora) y veo con dificultad cómo se giran hacia mí. Me apoyo en la pared y me llevo una mano a la herida, que está empezando a echar más sangre. Quizás me esté convirtiendo en vampiro y mi sangre de humana esté desapareciendo, siendo expulsada de mi cuerpo.
Josh viene a socorrerme justo cuando estoy a punto de caerme al suelo.
-¿Qué te ha pasado?-me pregunta algo inquieto.
-Vam...
-Da igual, da igual. ¿Qué te han hecho?-me pregunta.
Niego con la cabeza antes de desmayarme.

Me despierto y tengo que cerrar los ojos de la fuerte luz que hay sobre mí. Poco a poco, los voy abriendo hasta que me puedo sentar, despacito. Me siento en el borde de la camilla y me doy cuenta de que llevo un vestido de hospital, de paciente; largo, hasta por debajo de las rodillas y de manga corta. De color blanco, suave y algo fino. Tengo una aguja inyectada en el brazo derecho y de ella hay contectado un tubo por el que pasa un líquido rojo oscuro.
-Sangre-murmuro.
-Exacto-dice una voz a mis espaldas y giro el cuello de manera vaga para ver quién es. 
Cat está allí de pie, con los brazos cruzados sobre el pecho y con sus hermosas alas extendiéndose de su espalda. 
-¿Cómo vas?
-Bien-contesto algo bajito, casi un murmullo.
Ella asiente con la cabeza y se acerca a mí, mientras me quita la aguja y me pasa un poco de algodón para cortar la sangre.
-¿Qué novedades hay?
-Algunas-dice, tirando la aguja y el tubo de plástico. Se acerca a una bolsa colhada donde está mi sangre y se pone junto a una ventana.-¿Te interesa escucharlas?-me pregunta, alzando la bolsita y contemplando mi sangre a la luz de la claridad.-Supongo que sí... Sobre ti: un vampiro jefe te moridó, te metió su propia sangre. Con suerte (y no sé cómo) llegaste hasta aquí y te pudimos (perdón, te pude) sacar la sangre que te 'infectó'.
-¿Llevo muchos días inconsciente?
-Tres, sin contar hoy.
-¿Conseguisteis matar al vampiro jefe?-pregunto, temblando del escalofrío que me entra.
-¿Sinceramente?-dice, girándose y arqueando una ceja.-No. Josh y Niall han estado buscándolo estos tres días, pero no lo han hallado y sólo han conseguido matar a algunos.
-¿Hay heridos? ¿Son muchos?
-¡Calma!-grita ella.-Lo siento, es que me altero con las preguntas seguidas-dice mientras agita las alas y provocando peqeñas ráfagas de aire.-Noa, esto es como un juego: cualquier cosa que venga, puede dañar a sus ciudadanos y que estos sufran, pero una vez que nosotros los derrotemos, los daños causados se reparan automáticamente. Excepto para nosotros.
-Entiendo.
-¿Son muchos? Pues no lo sé, porque el vampiro jefe no produce, pero el jefe de todos (el que estaba con la otra Noa en el vídeo) es el que lo envía.
Guardamos un silencio un poco antinatural, no se oye ni a Cat moviendose. Nada. Me quedo contemplando lo que hace, hasta que se acerca a un cajón y guarda la bolsita con mi sangre. Me doy cuenta de que ese cajón tiene más bolsitas cómo las mías.
-¿Esa sangre es mí?
-Casi toda. Pero a ti te hemos quitado bastante, no lo dudes. Hemos tenido que esperar a que tu corazón proporcionase más sangre porque, sino, te dejaríamos seca. Lo bueno es que ya no tienes sangre de vampiro por ningún lado de tu cuerpo.         

1 comentario:

  1. Hola!^^ soy M.T del blog de annie cresta, lo he cambiado y se ha combertido no solo en un blog sobre Annie, si no tambien con capítulos de Finnick, por eso te quería pedir que me vuelvas a afiliar : http://finnickyannie.blogspot.com.es/
    Muchas gracias!
    Besos M.T

    ResponderEliminar

Music(:

The Hunger Games 32x32 Logo

Comentarios :)

Por favor, cuando leas un capítulo, comenta lo que te ha parecido. Sobre el capítulo o sobre cómo escribo o sobre lo que quieras ;) Puedes comentar en la entrada o en el chat. Además, cuando escribas un comentario no sale para meter el código ese raro que sale x) y lo escribes más rápido, y el comentario será publicado al instante.

Por favor, comentad que os parece!! :)

No al plagio.