Visitas!!

Mis seguidores ;)

Buscar este blog

sábado, 22 de septiembre de 2012

Capítulo 6

Hola tributos! ^^ He creado en mi tuenti un evento donde he explicado que me he creado este blog y ahora estoy escribiendo cómo fueron los 68º Juegos del Hambre. Y ahora hay 11 que... "siguen" el evento, ¡toma ya, 11! xD Gracias a todos que lo hayan visto :) Si me sigues en tuenti y te he enviado el evento, pásalo por favor :) No vendría mal un poco de publicidad si tienes blog o algo :) Ayudadme, por favor :)

Bueno, aquí os dejo el capítulo 6 ;) Espero que os guste! :D




Capítulo 6

Un hombre con una bata celeste entra en la sala de espera en la que nos han metido a esperar y nos llama. Entramos en un lugar enorme, lleno de agentes de la paz y tiene diferentes espacios separados por cortinas blancas y en cada hueco hay una camilla blanca. Me meten en un hueco, sin Max y cierra la especie de entrada con una cortina blanca de tela gorda. Me quedo sola y veo sobre la camilla una bata blanca que me llega por encima de la rodilla y es de manga corta. Me quito la ropa y me pongo la bata. Justo cuando termino, entran mujeres del Capitolio, con un estilo de moda parecido al de Clare, pero tienen encima de la ropa una bata blanca con botones por delante.
-¿Quiénes sois?-pregunto, levantando una ceja.
-Tus estilistas. Me presento, soy Helena y estos son mis ayudantes; Ariadna, Casandra y Dafne-me dice la mujer. 
Es una mujer de pelo por los hombros, castaño claro y de ojos marrones. Es la única que parece normal, y es que, lo es. Me detengo a mirar a las ayudantes y me fijo que Ariadna, lleva la piel con un toque de rosa pálido y el pelo rosa fucsia; Casandra lleva el pelo negro como el carbón y unos ojos como los gatos, verdes y que destacan mucho. Dafne lleva el pelo de color azul oscuro y los ojos son rojos. Me quedo mirando a los ojos, de color rojo pálido. Ella capta mi mirada y me dice:
-¿Te gustan? La operación me costó mucho, pero salió estupendamente.
Guardo unos segundos de silencio mientras ellas me miran. Reacciono en seguida, estoy quedando como una estúpida.
-Yo soy Debbie, encantada-contesto.
-Lo sé-dice Helena.-Voy a ir a retocar el traje, tenéis que prepararle y dejarla a belleza cero. Hacedlo bien. Debbie, son novatas, pero muy prácticas-me dice en susurro y sale de aquel espacio.

Me piden que me tumbe en la camilla blanca y lo hago. Ellas empiezan a moverse rápidamente alrededor de mí, sacando y metiendo cosas en los cajones de los pequeños armarios que hay. Dafne se acerca a mí y me da una palmada en la pierna y me mira.
-Puede que te duela un poco, pero lo voy a hacer lo más rápido posible porque así te duele menos, tranquila. Te voy a hacer las ceras en las piernas, pero antes te las mojaré para que el vello se te ablande un poco. Luego te quitaré ese espantoso bigote que tienes-dice Dafne y empieza a reírse.-Y por último, te quitaré algunos pelos que tienes entre las cejas y en las axilas. Tardaremos un poco, pero estarás perfecta cuando terminaremos y tan suave como la piel de un bebé.
Todo lo que me ha dicho me horroriza y me produce un dolor en el estómago, incluso antes de que empiece. Tengo que ser fuerte y aguantar esto, esto no es nada en comparación con lo que me va a ocurrir en la Arena. Asiento con la cabeza e intento tranquilizarme. Me pide que me eche un poco mas abajo de la camilla y que me queden las piernas colgadas. Debajo de mis piernas, ponen un cuenco grande y empieza a mojarme las piernas. El agua es tibia y reconfortante.
-¿Quema?-pregunta Dafne.
-Está en su punto-digo.
Me secan las piernas y me pasa un rulo caliente de cera por las piernas y me empieza a quitar el vello que tengo en las piernas. Me duele y a veces suelto un gritito de dolor o pego un bote, pero se aguanta bien. 

Termina las piernas y me digo a mí misma que Helena debe de haber hecho un traje muy cutre, igual que otros estilistas de otros años, que disfrazan a los tributos de mi Distrito y les ponen una especie de luna dorada en la cabeza y se visten de manera muy fea, para mi punto de vista. Dafne me hace la cera en el bigote, cosa que grito de dolor. Me ha dolido más que en las piernas.
-Lo siento-me susurra.
Por último, me quitó algunos pelos que tenía entre las cejas, pero eran pocos y no duró nada. Pegué un salto de la camilla.
-¡Se acabó!-dice Dafne entusiasmada dando aplausos alegres. A continuación, me hecha una crema que al primero te da mucho picor, pero luego te da algo y te sientes relajante.-Te toca-dice Dafne a Casandra. 
-Te voy a maquillar-dice Casandra.-Yo te maquillo y Ariadna te peinará, que por cierto, me encanta-dice guiñándome un ojo. 
Me pide que me siente en una silla cómoda y apartan la camilla hacia un lado. Me echa una crema por toda la cara y luego me la retira con una toalla y me la toco. Ha quedado totalmente suave. Empieza cogiendo un lápiz dorado y me pinta todo el párpado de dicho color. Los labios no me los pintan, no sé por qué y decido preguntárselo.
-¿Por qué no me pintas los labios?
Ella hace una sonrisa y me explica:
-Porque tus ojos de color marrón, destacan bastante con el dorado. Por eso, si te pinto los labios de dorado no destacarán mucho. Soy profesional, confía en mí.
¿Profesional? Helena me dijo que las tres eran novatas. Sonrío satisfecha de lo que va quedando de su trabajo. Junto a Dafne con al depilación. Me coge las manos y da un grito ahogado al ver mis uñas, que están larguísimas. Yo sólo soy capaz de sonreír, porque no puedo evitar reírme de la cara que ha puesto al verlas. Me las cortas y las lima y me las pinta de dorado, esto del dorado está acabando con mi paciencia... ¿Dorado para todo? Suspiro y cuando termina de pintarlas, hace desde la matiz de la uña hasta más o menos la mitad, unas rayas que se separan muy poco. Algunas son cortas, otras largas y son todas de color naranja. 
-Este dibujo que tiene se llama sprint, demuestra la velocidad. Sólo se puede hacer así, de la manera en la que yo lo he hecho. Helena ha buscado el traje ideal para ti y tu compañero de Distrito, mmm... Max se llama, ¿no?
Asiento con la cabeza y ella da por finalizado su trabajo y recoge sus cosas mientras Ariadna viene para peinarme.
-Te voy a hacer tu peinado de siempre, la cola que siempre has llevado, pero los pelos que vayan en la cola, los ondularemos un poco, es decir, le pondré algunos tirabuzones de color amarillo. No es un tinte, es sólo por unas horas, tranquila, luego se quita con el agua-explica.
Asiento con la cabeza.

Suspiro. Ella empieza echando en mi pelo un spray que lo deja limpio y liso. Me lo cepilla y empieza a coger la cola, dejando suelto mi flequillo que casi me tapa los ojos. Me hace la cola de caballo y con una especie de plancha para el pelo empieza a hacerme los tirabuzones, pero antes, me echa otro spray de color amarillo oscuro en los cinco tirabuzones que me ha hecho en la cola. Termina y ve mi flequillo, pone los ojos en blanco y coge las tijeras.
-Espera, espera, espera...-digo deteniéndola.-¿Me vas a cortar todo el flequillo?
-No todo, Debbie. Un poco para que no lo tengas tan largo.
Suspiro y asiento y me lo corta un poco. Ya han terminado de maquillarme, peinarme y depilarme. Ariadna se despide y me quedo sola con Casandra. Me miro a un espejo y estoy totalmente cambiada y además, me ha encantado el trabajo de las tres. Me doy la vuelta y veo que Casandra también se ha ido. Espero un rato sentada en la camilla blanca y oigo una respiración rápida detrás de la cortina y tras unos segundos, Helena entra con una bolsa negra y que tiene una cremallera en el centro.
-Vamos a vestirte-dice con una sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Music(:

The Hunger Games 32x32 Logo

Comentarios :)

Por favor, cuando leas un capítulo, comenta lo que te ha parecido. Sobre el capítulo o sobre cómo escribo o sobre lo que quieras ;) Puedes comentar en la entrada o en el chat. Además, cuando escribas un comentario no sale para meter el código ese raro que sale x) y lo escribes más rápido, y el comentario será publicado al instante.

Por favor, comentad que os parece!! :)

No al plagio.