Visitas!!

Mis seguidores ;)

Buscar este blog

sábado, 10 de mayo de 2014

Capítulo 21

¡Hola lectores! C:

Siento la inactividad de estos días, he estado un poco liadilla n.n''
Aquí os dejo un capítulo, espero que os guste y no olvidéis comentar!


Capítulo 21

            Me despiertan con fuertes golpes en la puerta.
-¡Doona, tienes que vestirte con la ropa que sacaste para después de ducharte!-me grita Cam al otro lado de la puerta.-¡Cinco minutos!
Me despierto atontada y hago lo que me pide, pero me obligo a olerla porque llevo unos días poniéndomela y puede que huela. La olfateo un poco. No, no huele (por suerte). Suspiro y me la pongo y meto la que tenía puesta en la bolsa negra, que se convierte una vez más en un paquete pequeño negro.
Cam abre y entra.
-¿Preparada?


-Supongo.
-Te recuerdo que eres nuestra especie de cebo para que tu bando nos deje en paz y nos deje ir a nuestra bola.
Frunzo el ceño porque no he entendido muy bien cuando ha dicho es de ir a “nuestra bola”. ¿Se refieren a que van a seguir convirtiendo a humanos en nefilim o qué?
-Te tengo que pedir un favor-me muerdo el labio por dentro.-Para que parezca que eres un cebo de verdad, necesito que te metas en un cilindro.
-¡¿Qué?!
-¡Vamos! Ese cilindro va a estar frío todo el rato, como si tuviese un aire acondicionado dentro porque estamos a 20 de agosto. ¿Quién se metería en un cilindro de cristal en verano?
Asiento a regañadientes.
           
Me dejan desayunar unos minutos, pero lo único que me dan es un vaso de leche y una magdalena que no sacia el hambre para nada. Por suerte, no tengo. Cam me lleva hacia fuera, cerca de la verja y recuerdo cuando creí que era él el día que iba a escaparme. En el centro del suelo de piedras, está el cilindro de cristal. Cam me empuja por la espalda hacia el cilindro y me mete en él directamente. Como decía, hace una temperatura agradable para verano dentro. Se está frío, como si un ventilador o un aire acondicionado estuviese conmigo. Al meterme, se me pone la piel de gallina. En la base superior del cilindro tiene tres agujeros amplios por los que podría meter una mano perfectamente. Poco a poco, en un tiempo rápido, aparece todos los nefilim que hay, incluso Roland, la chica del pasillo de aquella noche y Molly, que se parece un poco a la chica del pasillo, aunque tiene características que la identifican bien. Son muchos, y creo que la cantidad es la misma o parecida que la de nuestro bando. Molly le pasa a Cam una especie de asa de hierro y éste lo pone en la parte superior del cilindro.
-¡Mediodía!-grita alguien.
Uno a uno van alzando el vuelo, con Cam y Roland en cabeza y las dos chicas atrás. Cam me lleva por el asa y cada dos por tres me tambaleo mucho y me tengo que agarrar sin éxito a las paredes frías del cristal.
Volamos durante minutos, quizás llevaremos una hora y veo que algunos ya están bebiendo de cantimploras que llevan con ellos. Pero aún así, por calor o frío que haga, por hambre o sed que tengan, siguen aleteando sus alas de distintos colores, siempre relacionadas con el Infierno y este bando: cobre, tonos anaranjados y marrones, doradas o incluso grises de un tono oscuro, no el gris claro y plateado de algunos de mi bando.
-Creo que es por aquí-oigo a Cam decirle a Roland, aunque se oye como si estuviese lejos.
-Creo que también-contesta y veo cómo señala a un punto en el horizonte, un punto plateado.
-¡Apretamos el vuelo!-grita Cam mirando hacia atrás.-Quedamos a las catorce cero cero-le dice de nuevo Cam a Roland y me recuerda a un sargento.
-A mí no me digas nada de esto.
-¿Cómo que no? ¡Hablaste con Dan y quedasteis en eso!
Entonces, yo tenía razón. ¡Roland era el que hablaba con Dan la noche de mi “secuestro”!
En pocos minutos y con la velocidad a la que vamos, llegamos a la zona donde se encuentra el punto plateado, que a medida que nos íbamos acercando, también fueron apareciendo tonos como el celeste o el blanco. Tonos apagados pero a la vez llamativos.

Distingo a un punto que brilla más que ninguno. Uno plateado. Dan.
Cuando aterrizamos y Cam me deposita en el suelo, contemplo la zona, que tiene como suelo una hierba verde y fina que sólo aparece en verano, esos días de agosto y septiembre y que se mueve rápidamente al sentir el viento provocado por todas las alas al aterrizar. Es un poco alta, a Cam le llega por los tobillos. Y tiene unos cuántos árboles que parecen en buen estado.
Dan da unos pasos hacia delante y Cam también y entonces las veo: Ce y Naty, con sus alas desplegadas que me miran preocupadas. Sonrío un poco para decirles que todo va bien, que estoy bien, que todo va a acabar pronto.
-Hermano-le dice Cam a Dan y éste hace una pequeña reverencia con la cabeza, pero más bien asiente con ella.-Como sabes, sólo venimos a hablar.
-Al grano, por favor.
Hace un poco de brisa porque agitan algunos cabellos, aunque no sé por qué ya que son las dos de la tarde y estamos en pleno agosto. Pero eso me ayuda, las palabras las arrastra el viento y llegan hacia mí como si estuviesen hablando al lado mía.
-Nosotros solo queremos equilibrar la balanza, por eso hemos convertido a humanos en nefilim y le hemos enseñado todo lo que sabemos.
-Pero son inocentes, podrían tener una vida mejor si no los hubierais convertido. Gabbe ha encontrado un antídoto y le invitamos, a los nefilim de vuestro bando, a que los que quieran, que recuperen su vida de humano, olvidando todos sus recuerdos que han tenido en su vida convertidos en nefilim. Olvidando todo lo visto, escuchado, aprendido...
-¡No! ¡Ellos quieren estar así!-exclama Cam.
-¿Y tú que sabes?
-Porque es una vida mejor: tienes alas y puedes volar cuando quieras...
-No todos los nefilim las tienen.
-Pues en mi bando, las tienen todos-espeta Cam.-Además, tienen más años de vida.
-¿No crees que los padres se quedarían extrañados?-le pregunta Dan con tono severo.
-¡Qué me importan los padres!
-A ti no, pero, ¿y a ellos?-le pregunta de nuevo Dan y esta vez lo deja callado y me mira.-Suelta a Doona.
-No.
-Ella no tiene nada que ver. ¿Para qué la quieres? Equilibrar la balanza no serviría de nada, porque los ángeles que caímos en la Caída, no todos saben aún lo que son. Recuerda que aún, algunos ángeles están recordando quiénes son en realidad y están tomando partido uno a uno. Poco a poco, así que equilibrarla con pobres humanos convertidos, no te servirá de nada. Y obligándolos a estar en vuestro bando.
Veo cómo Dan tensa las alas.

Sus palabras están llena de buena voluntad, pero eso último que ha dicho me recuerda a lo que ha hecho sobre mí. Me llenan con un poco de rabia. No puedo evitar estallar.

1 comentario:

  1. Hola te nominé a un cocurso en mi blog. Pasate:D
    http://chicanutelosa.blogspot.com.es/2014/04/premios-dardos.html

    ResponderEliminar

Music(:

The Hunger Games 32x32 Logo

Comentarios :)

Por favor, cuando leas un capítulo, comenta lo que te ha parecido. Sobre el capítulo o sobre cómo escribo o sobre lo que quieras ;) Puedes comentar en la entrada o en el chat. Además, cuando escribas un comentario no sale para meter el código ese raro que sale x) y lo escribes más rápido, y el comentario será publicado al instante.

Por favor, comentad que os parece!! :)

No al plagio.